Avances en Glaucoma: Una lente de contacto que incorpora un microchip que permite monitorizar la presión intraocular durante 24 horas

Sensimed Triggerfish® es una lente de contacto blanda de silicona como cualquier otra con superficie hidrofílica que contiene un sensor integrado que monitoriza las fluctuaciones en la unión corneo-escleral. El sistema obtiene una gráfica cualitativa de la evolución de la presión intraocular del paciente durante un periodo completo de 24 h.


  
El sistema dispone de un microchip de telemetría y una antena, integrados también en la lente de contacto, que trasmiten la información captada por el sensor de manera inalámbrica de modo que el paciente puede realizar sus actividades cotidianas durante el periodo de monitorización.



El paciente lleva una 'petaca' en un bolsillo o en un bolso y una especie de gafa durante 24 horas. Puede hacer vida completamente real y mientras tanto la lente de contacto va mandando y registrando información constante sobre la presión intraocular. Es como los conocidos Holter utilizados para registrar la presión arterial.




Las ventajas principales son:

- Permite una monitorización personalizada de las fluctuaciones de presión intraocular durante las actividades de la vida cotidiana del paciente.

-  Permite una monitorización continua de las fluctuaciones de presión intraocular durante periodos de descanso.

- Permite una detección de fluctuaciones en la presión intraocular fuera de horarios de consulta (por ejemplo por la noche)

- Las fluctuaciones de presión intraocular de cada paciente permiten personalizar y optimizar su tratamiento y medicación.

- Facilita un análisis y certificación de la eficacia del tratamiento del paciente diagnosticado de glaucoma.

Es, por lo tanto, una solución eficaz para analizar las fluctuaciones de presión intraocular durante las 24 horas de manera continua en condiciones reales

Todo ello facilitará un correcto diagnóstico y tratamiento en pacientes con glaucoma o con sospecha de tenerlo. Además abre la puerta a futuras aplicaciones de este tipo de chips incorporados en una lente de contacto, y por qué no, a una lente intraocular.

Ya está disponible en España y la Clínica CIMO se ha incorporado con gran interés a esta tecnología.


0 comentarios:

 
Con ojos sanos © 2013