¿Nueva medicación para la degeneración macular asociada a la edad?


JULIAN CEZON.- Eso parece. En los próximos meses se dispondrá de un nuevo fármaco, el aflibercept, comercializado como Eylea®, para la degeneración macular exudativa o forma húmeda de la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), una enfermedad devastadora que provoca la pérdida progresiva de la visión central en personas ancianas.


Retinografía en una degeneración macular exudativa

Este nuevo fármaco (ya usado en otra formulación como anticanceroso) ha demostrado en diversos estudios una eficacia y un perfil de seguridad equivalentes al tratamiento actual, el Ranibizumab, comercializado como Lucentis®. La vía de administración continua siendo mediante la inyección intraocular del producto al igual que el resto de medicaciones que se usan para esta enfermedad. Este tipo de inyecciones es sencillo, prácticamente indoloro y con muy pocas complicaciones reales.


Inyección intravítrea de sustancias para la DMAE

Ventajas del tratamiento

La principal ventaja de este nuevo tratamiento es que su efecto es más prolongado, lo que permite una administración cada 8 semanas en lugar de cada 4 semanas como los fármacos usados hasta ahora. Esto disminuye el riesgo asociado con las inyecciones intraoculares, aunque sea muy pequeño  (infecciones, hemorragias, desprendimientos de retina, cataratas, aumentos de la presión intraocular, inflamaciones etc.) al disminuir su frecuencia y permiten un control menos frecuente del paciente. Asimismo parece que este producto produce menos efectos adversos extraoculares que los actuales (que son poco frecuentes), ya que al pasar desde el ojo a la sangre se inactiva casi completamente.
Por tanto, ha demostrado que se trata de un producto seguro y eficaz pero que además aporta un efecto el doble de duradero que los fármacos actuales



Pero,… ¿Cuánto cuesta?
Aunque no se sabe todavía el precio exacto del producto, fuentes del laboratorio estadounidense Regeneron Pharmaceuticals aseguran que será sensiblemente más barato que Lucentis®. Como la dosificación también es menor, los costes se verán reducidos al disminuir las consultas de oftalmología necesarias para seguir el proceso. No creo, de todas formas, que Regeneron Pharmaceuticals renuncie a obtener pingües beneficios. Informándome un poco de la historia de esta empresa estadounidense que cuenta en su plantilla con tres Premios Nobel, en las últimas dos décadas la empresa acumuló pérdidas superiores a 1,2 billones de dólares. Sin duda estamos hablando de unas cifras astronómicas. Por poner un ejemplo, sólo en Estados Unidos las ventas de Lucentis® han supuesto ingresos de …¡1,5 billones de dólares! Por si fuera poco, tanto Lucentis® como Eylea® seguirán siendo mucho más caros que Avastin® (Bevacizumab), medicación muy utilizada en oncología e igual de efectiva aplicada al tratamiento de la DMAE pero que sin embargo no tiene la indicación en la información técnica del producto y que sólo se utiliza de modo compasivo.


Presentación comercial del aflibercept






0 comentarios:

 
Con ojos sanos © 2013