Operarse los ojos para quitarse las gafas en la hora de la comida (I)

Puede parecer exagerado, pero a causa de la crisis económica los "afortunados" que no están en paro agradecerían no tener que perder ni una hora de su trabajo, incluso para operarse los ojos con láser. ¿Es ello posible?
JULIAN CEZON .- Posible, sin duda, es; otra cosa es que sea deseable. Es fácil comprender que no serán iguales los cuidados post-operatorios de un soldador que los de un oficinista. Lo cierto es que con el avance de la tecnología, los tiempos de recuperación tras una cirugía con láser para quitar miopía, hipermetropía y astigmatismo se han reducido drásticamente. Personalmente, desde que realizo la técnica Z-LASIK, el 100% de los pacientes intervenidos ven más de 0,9 a las 4 horas tras la operación, es decir que podrían aprobar un carné de conducir, y la operación en sí dura unos 7 minutos por ojo; luego es fácil comprender que la inversión en tiempo es escasa para el beneficio obtenido. Si además consideramos la bajada tremenda de los precios (un Z-LASIK ronda los 1200 euros/ojo cuando hace pocos años un Lasik convencional podía llegar a costar 1800 euros/ojo) probablemente estemos en el mejor momento de la historia para quitarse definitivamente las gafas,...en la hora de la comida.

 

EVOLUCION DE LA TECNICA LASIK  

     En el año 2010, año europeo del Lasik, se cumplió el 20 aniversario de la primera cirugía Lasik, el tipo de cirugía ocular láser más habitual para la corrección de la miopía, hipermetropía y astigmatismo (www.europeanyearoflasik.com). Millones de personas se han beneficiado de este tipo de cirugía que, sin duda, ha evolucionado enormemente en los últimos años.

El sistema clásico de Microqueratomo con cuchilla 

     Durante muchos años se ha realizado la primera parte de la cirugía con un instrumento denominado microqueratomo, un instrumento que hace oscilar una pequeña cuchilla a gran velocidad lo cual permite cortar una delgada capa de la córnea. Estos  microqueratomos se han perfeccionado muchísimo y en la actualidad se siguen utilizando en la mayoría de los centros oftalmológicos. Sin embargo, en algunas ocasiones estas pequeñas cuchillas pueden producir cortes irregulares que afectan a la calidad de la visión.




Con un microqueratomo, una cuchilla muy fina oscila a una velocidad elevadísima para realizar un corte superficial en la córnea
 

Los sistemas de láser de femtosegundos sin cuchilla

     Desde hace unos pocos años se ha ido reemplazando esas cuchillas por unos nuevos láser de femtosegundos. Estos instrumentos son increíblemente precisos (1 femtosegundo es la milbillonésima parte de un segundo,  o dicho de otra forma, en un segundo caben tantos femtosegundos como segundos caben en 100 millones de años, que son 3 153 600 000 000 000). Como todo al principio, estos láser de femtosegundos no eran superiores a los mejores sistemas de cuchilla pero en la actualidad, sin duda, lo son, por precisión y por seguridad.

                                                                                                                                                  
Con un láser de femtosegundos no se realiza un corte con cuchilla. Son unas micro burbujas las que permiten levantar una capa muy fina de la córnea


¿Qué es Z-LASIK?

Z-LASIK es un nombre comercial para designar la técnica conocida como LASIK con láser de femtosegundos con un nuevo modelo de láser denominado LDV (con su nueva serie Z2, Z4 y Z6) fabricado por la empresa suiza Ziemer (www.ziemergroup.com).
Estas nuevas máquinas incorporan un láser de altísima frecuencia lo que permite utilizar muchísima menos energía (hasta 100 veces menos) que los sistemas de femtosegundos tradicionales. Eso es lo que permite que la recuperación del paciente sea casi mágica (menos energía=menos inflamación).


Con el Z-LASIK pulsos microscópicos de energía invisible crean miles de pequeñas burbujas que permiten levantar una capa superficial de la córnea, sin cortarla como antiguamente con una cuchilla 


Lo que sin duda me ha empujado a cambiar mi forma de trabajar es la increíble efectividad y seguridad del Z-LASIK


 Durante años estuve observando las evoluciones de esta tecnología de láser de femtosegundos. En los primeros años era reacio a incorporar una tecnología que estaba todavía en desarrollo y que no me demostraba superioridad manifiesta con el sistema de microqueratomo automático que utilizaba (y que aún uso en determinados casos) y con el que he tenido resultados magníficos. Durante un año y medio probé otras plataformas de femtosegundos (sobre todo la más conocida, el Intralase) con gran decepción al no objetivar una franca mejora de mi técnica convencional. Lo que sin duda me ha empujado a cambiar mi forma de trabajar es la increíble efectividad y seguridad del Z-LASIK. Los pacientes están cómodos en todo momento (a diferencia del Intralase) y recuperan unos niveles de visión excepcionales en pocas horas.

Dedicaré las próximas entregas a esta tecnología apasionante que sin duda ha sido un gran avance en la cirugía refractiva con láser. Nuestros pacientes podrán operarse en la hora de la comida...¿por qué no?

0 comentarios:

 
Con ojos sanos © 2013